San Pedro de Mallo es una pequeña localidad perteneciente al Ayuntamiento de Toreno (León) situada, exáctamente a 1.000 metros sobre el nivel del mar, en la cima de una colina en la margen izquierda del río Sil, a medio camino entre Ponferrada y Villablino, con desvío indicado en Matarrosa del Sil.

De los antiguos pobladores, (Los que nos dejaron sus pinturas rupestres hace unos 5.000 años), sólo sabemos eso. De épocas posteriores, se sabe de la existencia de un poblado situado en lo que hoy es una hermosa explanada cubierta de castaños centenarios en el paraje de "Mallo" (Santa María de Mallo). Se dice que el poblado hubo de trasladarse hacia lo que hoy conocemos debido a la insistencia del "Santo" patrón de la localidad por irse de su ubicación a esta otra que debía considerar mas adecuada, no sabemos si se trataba de una hermosa talla en madera policromada que resultó quemada en los trágicos y desgraciados años 30 del siglo pasado o de alguna anterior. Siendo un poco más escépticos nos inclinamos a pensar que el primer traslado del poblado se produjo hacia "El Castro" por la protección que este ofrecía y posteriormente se bajó hacia su actual situación buscando una mejor situación climatológica y viaria.

Existe documentación que muestra la existencia del pueblo desde muy antiguo (1179), y la relación de San Pedro de Mallo con el desaparecido monasterio de Santa Leocadia (Santa Leocadia de Castañeda). Situado estratégicamente sobre una colina desde la que se domina, prácticamente, toda la hoya berciana vivió la aparición de los poblados de Santa Leocadia y Matarrosa, dentro de sus terrenos, y se mantuvo como cabeza administrativa de los tres pueblos.

Nunca ha sido una localidad populosa, en el catastro realizado en el año 1752 por orden del Marqués de la Ensenada puede leerse: ". . . se compone de quarenta y tres vezinos, ocho viudas, tres mozas y un mozo solteros, que todos hazen zincuenta y zinco vezinos de casa habierta pobres, y no pobres,. . . que este lugar se compone de zincuenta y zinco casas havitables y treinta y quatro paxares, y que asimismo ai en el treze casas arruinadas. . .", su mayor población se dio en los años 50 del siglo XX, en plena efervescencia de la minería, cuando se contabilizaban algo más de 60 familias; en los años 70, como en el resto del área rural del país, se produjo un descenso acusado, con algunos regresos posteriores, que hacen que en la actualidad residan de un modo mas o menos continuo alrededor de una docena de familias.

Esta página es . . . de todos nosotros, si crees que algo falta, es erróneo o no debe estar aquí, por favor házmelo saber.

Si puedes y quieres colaborar en algo también.

Correo webmaster